NOVEDAD

Actuación furera en el acto conmemorativo del segundo aniversario de la pandemia en Vall d’Hebron

El Hospital Vall d’Hebron celebró el pasado jueves 10 de marzo un acto en recuerdo del segundo aniversario del inicio de la pandemia, con un espectáculo de La Fura dels Baus. Un luminoso barco de seis metros surcó en la plaza Messi, frente al Hospital Infantil y Hospital de la Mujer. El espectáculo, dirigido por Carlus Padrissa, rindió homenaje al espíritu de los exploradores, que es el mismo que el de los científicos. El afán de ver más allá, de adentrarse en lo desconocido la comparten tanto los exploradores y exploradoras como las personas que investigan y las que trabajan en el mundo sanitario, ha querido visualizar el espectáculo. También el hecho de que toda la ciudadanía va dentro de un mismo barco. «Hay muchas maravillas, pero no hay ninguna más grande que el ser humano», reflexionó la acción. «Tiene una inventiva sagaz y sorprendentemente inabarcable que a veces se encamina hacia el mal y a veces hacia el bien. Tiene recursos para todo y por eso el futuro no lo coge nunca desprevenido. Solo de la muerte no se ha procurado fuga, y sin embargo se las ha sabido ingeniar para liberarse de enfermedades incurables».

Fue en la plaza Messi entorno al despliegue de una lona gigante desde lo alto de la torre del Hospital Infantil y Hospital de la Mujer con el mensaje Amamos la vida, dirigido a toda la sociedad. El acto arrancó con la actuación musical de los grupos Milhongos y Straperlo, formados por trabajadores y trabajadoras de Vall d’Hebron. El Dr. Albert Salazar, gerente de Vall d’Hebron, dedicó su parlamento a las víctimas de la pandemia y a sus familias, así como a las personas que en la actualidad sufren la guerra de Ucrania. El acto contó también con la actuación destacada de la mezzosoprano ucraniana Mariya Melnychyn, que cantó tres piezas musicales, una de ellas en ucraniano. También interprretó Carmen, de Bizet, y la Suite n.º 2: Montescos y Capuletos del ballet Romeo y Julieta, de Sergéi Prokófiev.

Dos años después del ingreso del primer paciente con COVID-19 en Vall d’Hebron, el 1 de marzo de 2020, el hospital ha atendido a 7.099 pacientes hospitalizados por COVID-19, llegando a gestionar una media de 45 ingresos diarios en picos como marzo de 2020 o, más recientemente, 23 ingresos diarios el pasado enero.

Volver a Novedades